martes, 4 de noviembre de 2014

LUCERO HASTA EL ALBA


Relatos desencadenados 2014-2015

Esta semana tocaban muñecos en el ReC", así que venga, muñecos.





Lucero hasta el alba

El muñeco fue el primero en cerrar los ojos de Nina, nadie más se atrevía a acercarse. Con sus rígidas manitas de plástico rosado presionó los párpados hasta conseguir apagar aquellos faroles. Apenas un instante. Al momento, la luz vivaracha volvía a acariciarle el lomo a los libros de los estantes. Saltaba por encima de los muebles. Jugaba al escondite con las cortinas. Se columpiaba, colgada de la lámpara. Chapoteaba en el vaso de agua de la mesilla, poniendo verdes de envidia las flores amarillas del tapizado de las paredes. Alzaba los bajos del edredón, para espanto de los monstruos, que no soportaban una mirada tan cargada de vida. 


Vale, a tenor de los comentarios:ración de autocrítica. 

No es que vayáis desencaminados, haciendo una lectura "aséptica" las interpretaciones son perfectamente plausibles (e incluso mejores que mis intenciones, je je). A veces, uno que escribe, solo ve el sentido que tiene en la cabeza, y aunque está bien que haya diferentes lecturas, creo que es importante que sea identificable la idea original. Relato fallido pues.

Permitid que intente redimirme ofreciendo una visión alternativa (1.1) de la historia.


Lucero hasta el alba (1.1)

El muñeco fue el primero en cerrar los ojos de Nina, ningún otro se atrevía a acercarse. Con sus rígidas manitas de plástico rosado, presionando los párpados hasta conseguir apagar aquellos faroles. La paz duraba un instante. Al momento, Nina, los abría de nuevo y la luz vivaracha volvía a acariciarle el lomo a los libros de los estantes, hasta erizarles los nervios. Jugaba al escondite entre cortinas y fantasmas. Chapoteaba en el vaso de agua de la mesilla, poniendo verdes de envidia las sedientas flores amarillas de las paredes. Alzaba los bajos del edredón, para espanto de los monstruos, que no soportaban una mirada tan cargada de vida.



Y para la semana que viene “Pero ya nada sería igual“. El otro día lanzábamos una propuesta para elaborar los relatos de esta próxima semana a partir de una lista de la compra. Si te animas... Puede ser divertido.




26 comentarios:

  1. Hola miguel!!
    entiendo que el tuyo es algo así como un muñeco guardián de los sueños. Cierra los ojos de la niña y vela para mantener los monstruos a raya. El juego de las luces, colgadas de la lámpara, saltándose y columpiándose, es una buena figura literaria que otorga dinamismo al texto.

    Me gusta mucho, y creo que no ha sido tan común atribuir los ojos cerrados a otra persona. :)
    Un besazo y suerte con la siguiente frase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien Laura, no es la idea que tenía (problema mío) pero está bien, me gusta. Aún así, os dejo una visión alternativa del relato en el que creo que consigo dejarlo un poco más claro... Ay.

      Un besazo guapa, suerte para ti también.

      Eliminar
  2. ¿Saltándose? ¡madre mía! que malas son estas horas para comentar. SALTANDO, quise decir. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malas son las madrugadas, je je, bien lo sé, la de gazapos que habré colado entre cabezada y cabezada.

      Eliminar
  3. Miedo me da el muñeco. No sé, pero me da miedo.
    Buen micro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tuyos sí que dan miedo compañero, je je.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Poderoso antídoto contra la oscuridad, contra la tiniebla. Espero que no suba mucho la factura de la luz.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa como a Henry...esa Nina me da miedito...
      Besicos.

      Eliminar
    2. Creo que la cría lleva un generador autónomo, Amando, je je, lo que no quiere decir que este libre de impuestos, inchs.

      Siempre abrazos.

      Eliminar
    3. Eso es que somos un poco monstruos todos, Filias, je je.

      Un besazo.

      Eliminar
  5. Me encanta la frase: "Chapoteaba en el vaso de agua de la mesilla," bien Miguel me gusta el relato de vida con los ojos errados, el viaje, el sueño, el más allá quién sabe porque queda en enigma. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste la frase Montesinos, y el quién sabe.

      Abrazos.

      Eliminar
  6. Gran micro, sí señor.
    A mí me ha dado escalofríos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecido Vicente, especialmente viniendo de un especialista en escalofríos.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Miguel pues a mi este micro me ha gustado. Transcurre suave la lectura avanzando en un enigmático ambiente que apetece leer hasta el final. Me parecen las expresiones del chapoteo y de las flores amarillas del tapizado de la pared, muy imaginativas. Y esa mirada desde esos faroles que no la apague nadie, ni el muñeco que se acerca.
    Te saludo.

    ResponderEliminar
  8. A mí también me gusta mucho. La protagonista me parece traviesa e indomable. Y no me da miedo quien consigue espantar a los monstruos que hay debajo de la cama, y si son los que vivían debajo de la mía cuando era niña, menos, jejeje. Un besazo, Miguel.

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho Miguel, el ambiente es un poco escalofriante yo pensé por un momento en la niña del exorcista, saltando por las paredes, y ese vaso en la mesilla, en fin que la imagen así definida es de niña y muñeco diabólico aunque luego le ves el lado tierno y desaparece esa visión.
    Besos y a seguir sembrando historias para compartir.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual la niña tiene algo de, que eso de "Lucero", aunque tal vez se refiera solo a la luz de su mirada, el caso es que a algunos si le afecta, je je.

      A seguir cosechando palabras.
      Besos.

      Eliminar
  10. Ese Lucero del alba es bastante..., ummm que chulo!!! Y que sepa mantener a los monstruos debajo de la cama y a raya, está más que bien. La primera versión me ha gustado mucho porque deja que especules e imagines, felicidades crac.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haber dejado las dos versiones entonces, así cada uno puede elegir la que más le gusta, je je.

      Besitos Nani.

      Eliminar
  11. Nina debe de ser un terremoto, nadie se atreve con ella, ni siquiera los monstruos, pero que tenga cuidado con el muñeco que presiona sus parpados..... Alguien debería avisarla de la cantidad de gente de plástico rarita que hay por ahí, ¿no? Me gustan los dos micros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno lo de la gente de plástico Mamen, siempre aportando tu personalísima visión.

      Besos.

      Eliminar
  12. Me ha gustado mucho. Te has cargado todos los monstruos que habitan detrás del armario. Si algún día todos los padres se alinean para quitarles a sus hijos el miedo a la oscuridad, no dudes que tendrán tu relato como himno. Genial, como de costumbre. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno igual los padres también preferirán que la niña duerma,ni que sea un rato, je je, a ver si van a venir luego a pedirme explicaciones.
      );-P

      Abrazos Juan Antonio.

      Eliminar

Ya que has llegado hasta aquí, da un pasito más. Venga ¿Qué te cuesta?