martes, 23 de diciembre de 2014

NOCHERIEGO

Relatos desencadenados 2014-2015

Pues venga, vamos a ir cerrando el año, que no el curso. Para la semana 13 del ReC, despojo, despojo, que no pude ni mandarlo. Aunque no hubiera tenido mejor fortuna de haberlo hecho.

Aquí mi nocheriego.

Imprescindible el enlace


Nocheriego

Este se va a enterar de lo que vale un peine. Míralo, otro sobremotivado, acaparando más espacio del que su cuerpo ocupa, que ya es decir. Si Arquímedes levantara la cabeza. Y cómo se mueve. No tengo ni para empezar con él. Me acabo la copa y entro. Y ahora que pretende. No conoce a las chicas de este antro, se lo van a merendar.
Ajá, finalmente, si lo sabré yo. Huye, huye.

Sí, bueno, vale, se va con la rubia. Pero solo porque a mí, esa no me interesaba. 




miércoles, 17 de diciembre de 2014

MANGAS VERDES

Relatos desencadenados 2014-2015


Ahora que nos habíamos librado de los "te quieros", voy, y para la semana 12 del ReC, de nuevo asuntos del corazón. Así soy yo, que le vamos a hacer.



Ecocardiografía Doppler de Pulso


Mangas verdes

El mensaje era claro, conciso, breve y letal: no insistas, decía cada vez que intentaba acercarme.
Tres días atrás había recibido una llamada requiriéndome, urgentemente, en el despacho del cardiólogo director. Que me lo habían visto por ahí, decían; de noche, con un infarto de campeonato. Que no era la primera vez. Y que además, no mostraba ningún arrepentimiento. En estas circunstancias, añadieron, no iban a tener más remedio que expulsármelo temporalmente; las normas eran claras al respecto.
Ahora no sé qué hacer con él en casa. Casi no lo reconozco, tiene un aspecto lamentable. Se pasa el día inmóvil, empotrado en el sillón y balbuceando, apenas, unas arrítmicas pulsaciones.


Este textito ha recorrido un largo trecho hasta acabar siendo el despojo que veis. Peregrinación que comenzaba hace ahora un año, más o menos. Y es que resulta que me encuentro pasando el trámite de la rutinaria revisión médica anual, con los consabidos: usted no ve, usted no oye, usted tendría que adelgazar, usted... Hasta ahí, nada que no supiera. 
Repaso de debes y haberes al que en los últimos años (señal clara de que uno va haciendose mayor) se ha añadido el paso por la máquina de mirar corazones. 
Y en esa operación percibo un cierto nerviosismo en algunos gestos de la doctora. Al percatarse, recompone su profesional trato afable y sigue como si tal cosa. Una vez finalizada la prueba, así como de pasada me deja ir: 

-Cuando tengas los resultados, pásate por tu médico de cabecera. No, no te preocupes, seguro que no es nada.
Os podéis imaginar mi reacción.
-No, nada, es que parece que te sale la onda Q del electrocardiograma alterada, pero seguro que no es nada.
Ah, vale. Y qué narices es una onda Q. No me iba yo muy tranquilo, pero entonces es cuando, ya casi saliendo por la puerta, me remata.
- Porque ¿un dolor así fuerte en el pecho no habrás tenido, no?...

Bueno, al final tenía razón la doctora, parece que lo único que tengo es un corazón un poco "especial", dicen, (esto daría para mucha poesía, je je, pero no es el momento ni el lugar), pero he de reconocer que me tuvo un tiempito entretenido con el tema.




lunes, 8 de diciembre de 2014

ANÁFORA

Relatos desencadenados 2014-2015

En cuanto a la temática: si la 10 era un postulado sobre la lógica e ilógica del amor, en la 11 del ReC, ya sin ambages, con esas 100 veces era difícil escaparse y aún así.

En cuanto a la mecánica: para un acérrimo del "último tren, último vagón, última puerta" las 12:00 del medio día del jueves son una hora muy mala, y es la segunda vez esta temporada que se me cierra la puerta en las narices. Que no tengo excusa, lo sé, menos con las dos semanas de esta convocatoria, no es una queja, es una constatación.



Anáfora

Había escrito cien veces: te quiero. Prácticamente a oscuras. Cada una debajo de la anterior. Sobre el único rollo de papel higiénico de que disponía. Con aquella punta de lapicero que había conseguido escamotear. 
El resto de los versos los iba improvisando sobre la marcha, en una declamación tan sentida, que hubiera sido la envidia de cualquiera de los románticos. Su voz cavernosa amplificada en aquel estrecho habitáculo. Cuando llegaba al final de la lista, volvía a repasar su particular rosario. 

Al tercer día el poeta fue liberado, sin que nadie hubiera pagado todavía rescate alguno, en aquella fría calle.




Y como esta vez, la reprimenda, ya me la llevé en casa, antes de empezar, aquí una versión alternativa, con un final mas ¿amable?


Centauros

Había escrito cien veces: te quiero. Tosca lista sobre el retal de papel que le costó sus últimos cigarrillos.
Cada te quiero recitado, como cuenta de rosario, era completado de viva voz. 

Algunos se alzaron de la lumbre, arrimándose al calor de sus versos. Insomnes perpetuos de dolor durmieron acurrucados, como perritos falderos, a su vera. Hombres castillo —pétreos, feos y desgastados—, naufragaban salados, entre hipidos y suspiros. El sol se ponía en colores y la selva amanecía en un orfeón de trinos. Pronto fue santo y seña. Y no hubo negociación, contrapartida, ni rescate alguno, capaz de hacer que los guerrilleros devolvieran al poeta.


¡Ah! Se me olvidaba: aquí la coincidencia que fue en parte inspiración.




viernes, 5 de diciembre de 2014

VIERNES CREATIVOS - JUEZ Y PARTE


Para combatir este frío que ha decidido definitivamente instalarse,je je.



Viernes creativo: escribe una historia


Hagamos planes para este puente inspirándonos en esta foto del artista alemán Christian Martin Weiss. ¿Nos cuentas qué se te ocurre?

Hommage ©Christian Martin Weiss
Fernando nos invita, como cada semana a dejar nuestras historias en un comentario en su entrada del Bic Naranja, en facebook, en google+, en twitter, en tu blog o donde quieras, el asunto es escribir.

Juez y parte
Yo te guío, venga, y a ver si espabilas, que ya no tienes edad para chuparme el dedo.


martes, 25 de noviembre de 2014

MÁS POR VIEJO

Relatos desencadenados 2014-2015

Esta semana: postulados sobre la lógica e ilógica del amor en el ReC. Y por si no querías caldo, dos tazas, para la que viene: castigados a copiar cien veces "te quiero". Ya nos estamos embuclando otra vez, je je.



Ilusión Óptica, by Siebel

Más por viejo


En realidad esto del amor no tenía ninguna lógica y por eso, a veces, así como de repente, nos ofrecía amable una cálida caricia, traidora, en la mejilla maltrecha de nuestras vidas. Talvez en una esquina bien doblada. Talvez entre pliegues de lo prohibido y sábana ajena. Talvez en el chispazo furtivo de aquellos ojos fugaces. Talvez en un recuerdo añejo que volvía a rebatir su error, como oleaje. Talvez. Talvez, incluso, dicen que así ocurrió, en aquel que te comparte el café de la mañana.





Me gusta que la familia despojada sea exigente, y así lo manifieste, con educación y cariño, además. Es un lujo contar con vosotros. Así pues, creo que es obligado ofrecer, nuevamente, una visión alternativa (prefiero esto que aquello de: no, es que yo, lo que quería decir..., sí no lo dice, es que no lo dice). Por ahí abajo hay alguna aclaración, no quiero extenderme más. Sí, que al final he cambiado esos "Talvez", lo he reordenado un poco, he sustituido algunas palabras que creo que definen mejor algún sentido y, después de pensarlo un buen rato, no he querido allanar el lenguaje de la parte central, porque no, je je.

A ver que tal con la versión 2.0:




Más por viejo

En realidad esto del amor no tenía ninguna lógica y por eso, así como de repente, cuando ya casi no se le esperaba, nos ofrecía amable su tibia caricia, traidora, en la mejilla maltrecha de nuestras vidas. 
Y esa fortuna aguardaba. Tal vez en una esquina bien doblada. Tal vez entre pliegues de lo prohibido y en sábana ajena. Tal vez en el chispazo furtivo de aquellos ojos que un día cualquiera. Tal vez en un recuerdo añejo que volvía para rebatir su error como oleaje. 
Tal vez. 
Tal vez, incluso, en aquél que te comparte el café cada mañana.



lunes, 24 de noviembre de 2014

VERDE

Finalmente a la tercera fue la modesta vencida. Este cuentito ha sido seleccionado en el "III Concurso de Terror ArtGerust. Homenaje a Edgar Allan Poe", para ser publicado entre los 150 de la antología del concurso. La lista completa aquí, en ella algunos nombres conocidos y apreciados que creo reconocer (con tanto nick nunca se sabe, je je)






Verde

El pequeño que gambetea entre las piernas clavadas. A unos centímetros de la calzada, el grito desgarrado de la madre que inunda el espacio y consigue detenerlo por fin. A su alrededor señores y señoras, con carros y bolsas de la compra, inmóviles; encogidos los semblantes. Un grupo de chiquillas, camisa blanca con escudo y media falda tableada, en perfecta formación, consultando sus relojes inquietos. Hombres de maletín, visiblemente alterados, que reparten miradas a lado y lado de la avenida desierta. Todos esperando bajo un pesado manto de silencio. El semáforo de los peatones que cambió al verde hace rato, y nadie cruza.



Para leerlo en la web del concurso pincha el enlace. Hay también alguna otra propuesta presentada, que corrió peor fortuna, en una entrada anterior.




"Verde" ya está disponible en la antología de relatos del certamen "III Concurso de Terror ArtGerust. Homenaje a Edgar Allan Poe" que puedes adquirir aquí.




jueves, 20 de noviembre de 2014

MICROJUSTAS XIV - LA SORTIJA



En esta edición de las justas mi pequeño úrsido se enfundó las plumas de este colorido pajarito.


Colorín Colorado


Os dejo aquí la transcripción de los relatos con los que participé en la Sortija, una de las competiciones paralelas del torneo y con la que más disfruto.

La mecánica es sencilla, cada justero puede colgar un relato diario, de no más de cincuenta palabras (título incluido), basado en la última palabra del relato que le preceda (en esta entrada, entre paréntesis a continuación del título)

Ahí van, una treintena larga de micros, muy, muy micros esta vez, no sé si por pereza o imbuidos por la filosofía de mi Colorín Colorado , je je.



Cuento de hadas (quiero)
Y una vez divorciadas, pudieron vivir a su aire; ya no fueron desgraciadas y solo comieron princesas, encantadas.


Noé (mujer)
Su mujer enseguida vio el barco medio, él siempre medio vacío.


Arrabal de los tormentos (destino)
Sueñan las chabolas con mudarse en pequeñas casitas de campo.


La soledad de Chéjov (vacía)
Era tan evidente, que ningún sombrero osó aferrarse de aquel clavo.


En la salud y en la enfermedad (mujer)
El se bebía las cervezas y yo tenía las resacas.


Último día de playa (mar)
Cuando dejaron de golpearle el pecho, lentamente, nos fuimos marchando. A seguir con nuestras muertes cotidianas, que a algunos nos llega de a poco y a otros así, de golpe.


La primera vez (codicia)
Quiere cobrarse un tres por ciento de las meriendas de sus compañeros. Perplejo, ante la bandeja de pastelitos, recuerda que todavía no sabe contar. Se los come todos.


Cuento atrás (disparo)
Un hilo de sangre se recoge lentamente cuesta arriba. Su cuerpo, como un fardo, se alza. Dos balas se introducen por el cañón de mi Smith&wesson. Él baja la mano que mantenía sobre mi cabeza, amenazadora.  Me llama y yo me alejo, sin perderle la mirada. Si fuérase otra vez.


Los Ángeles (sacudida)
Se encerraron para amarse como solo ellos saben. La sacudida se sintió en toda la ciudad.


(miseria)
Mi vecino se compró un coche enorme, potente, majestuoso, blanco. Lo aparca siempre delante de mi puerta, para presumir. Eso lo sé yo. Mi perro que no sabe nada de eso, se le sigue meando igual en las ruedas.


Calores (desnudo)
No reacciona cuando me abro el abrigo.
—Yo le explico los síntomas, doctor, decidir la enfermedad es cosa suya.



¡Uy! (último)
Solo me quedan fuerzas para un ataque. Eludo la tentación de los dos defensa centrales (bien tirado el fuera de juego) enfilando por el canalillo. Alcanzo el ombligo. Avanzo un poco más. Me adentro en el área, el gatillo preparado. La hora de la verdad…
Y la echo fuera.


Medidas (zombis)
No es que me hiciera ilusión ser un muerto viviente pero, cuando la toalla no te da la vuelta a la cintura, es momento de tomar medidas.
Palabra de dios (bíblia)
Mientras el abuelo nos relataba sus historias, como cada noche, cuatro sombras agazapadas tomaban nota de todo.


Campanadas (morirás)
Sobre el atrio, negros cuervos en vez de blancas palomas; a juego con las nubes que se me van formando. Ella, radiante, transita el pasillo pisando alegre los cadáveres de mil flores. Yo, agazapado en el campanario, acaricio el acero y espero el momento de objetar.


Adicciones (eludirlo)
Tercera recaída, o cuarta, ya no sé. Esta vez incluso hablamos de casarnos.


Angel exterminador (infierno)
— Tú no puedes juzgarme.
— Y no lo hago, yo solo soy el mensajero —espetó Callahan, mientras blandía su espada de fuego, apuntando justo al alzacuellos.


Robados (mismo)
Ojear unas viejas fotos y encontrar la propia vida sobre la manta de un mercadillo de miseria cuando uno solo pretendía dar un paseo.


Ironman (cama)
Mientras me entretengo en desbrozar su, ya de por sí, cuidado jardín, ella me lanza un mordisco.
-Sin prisas, mi niña, que soy vividor de fondo.


Adversarias cuentistas (escritora)
Tuvieron más que palabras.


Paralelos (compararlos)
Mal día tuvo la ministra. Agobiada, casi choca con un pordiosero al doblar la esquina. El pobre le recuerda la última ocurrencia del responsable de sanidad de la comunidad y se sonríe. 
Aunque no haya dejado ninguna moneda en su gorra, el mendigo agradece la sonrisa.


La dilsexia es la venganza de las lertas conrta la dictaruda de los autroes (cabrón)
Carbón.


Engañada (engañada)
Se da un baño de sales, se depila con esmero, se perfuma. Escoge cuidadosamente la ropa interior y pasa un buen rato ordenando sus cabellos. Esconde el minivestido negro en el bolso y cubre la lencería con ropa informal mientras yo, en el salón, persigo moscas.


Fuego  (ti)
Perderme en una isla de hielo sobre mar de wisky y ver, a través del vidrio escarchado, cómo te me acercas pelirrojamente.


El nombre del cerdo (él)
No le creí cuando me dijo que era domador de sofás


Diez negritos (foto)
Primero fue Pablito, el segundo por la derecha; después Pascual, justo debajo de él; luego vinieron Paula, Pilar y Patricia; yo fui el siguiente, arriba a la izquierda. Ahora ha caído Pedro. ¡Qué nervios! Tres más y sabremos. 


Locas motoras (indefensos)
Cuentan que se detenían, sin razón aparente, cuando alcanzaban las grandes praderas, sobre todo con la puesta de sol; que llegaban con retraso y que lloraban humo negro al cruzar los tramos dónde estaban instalando las nuevas catenarias.


Física aplicada (comprensión)
Cuando el numerario salió del armario, contaba ya con siete hijos, y uno más en camino. Ante la pregunta de sus próceres en la obra declaró: no es que haya salido, es que ya no cabíamos.


Podcast (sociedad)
En la barra hay una chica que no está mal. Empezamos a hablar, la conversación no es desagradable. Avanzo tres capítulos, a ver qué tal... Cambio de canal.


Perplejidad del afinador de pianos (morirse)
Cuando le dijeron que había muerto de un infarto agudo de miocardio, demasiado grave.


La resaca de la parca (morirnos)
Por mis muertos que no vuelvo a vivir jamás.


¡Ah! y por último, cuelo uno que en principio me pisaron, que iba dedicado a Chipi


Amenaza (Chipi)
Tras la jornada de puertas abiertas a las escuelas, la inquietante pintada en el baño privado del despacho del presidente.
¡Volveré!

Y volvió, vaya si volvió. Volvió a pegarme una paliza en la final de la Sortija, je je. Pero eso mejor lo veis en su casa, que ella lo explica mucho mejor.



¡¡¡MIS REVERENCIAS SALAMANDRA, ENHORABUENA!!!






Y Colorín Coloradao.




miércoles, 19 de noviembre de 2014

EL MALO CONOCIDO

Relatos desencadenados 2014-2015

Para esta semana del ReC": teoremas, refranes y frases hechas.



El malo conocido

Empezó a pensar en un nuevo teorema: ni un sólo día le amaneció más temprano, ni recibió ayuda ninguna, ya fuera humana o divina. 
Los clavos, con otros los hincaba más profundo. Le hizo llorar, pero ella no demostraba que bien se la quisiera. Le escribía cada noche, pero por la sangre no le entraba. Le disfrazó pías mentiras, que cojeaban antes de tomar tierra. Poco devoto de San Martín como era, a cada “toma” añadía dos “te daré”, entre col y col, abarcando y apretando, recibiendo siempre como respuesta buenas caras y segundas mejillas.

—Bah, está muy verde —opinó finalmente el muy zorro.



Y esta semana, a relatar sobre la frase final de Ernesto, el púgil, Ortega, flamante ganador semanal y admirado compañero:

"En realidad esto del amor no tenía ninguna lógica"

Hasta mañana a las 12 del medio día.





lunes, 17 de noviembre de 2014

422 - SOLEDAD y CALLE TENTACIÓN




Ya las tenemos aquí, recién saliditas del horno de Akrasonic (enormemente agradecidos a Mariano por su profesionalidad, cercanía, paciencia y buen trato); dos nuevos temas del Proyecto 422.







Esperamos poderlos presentar pronto en directo. Atentos a las próximas fechas de concierto, a confirmar en breve, en insospechadas ubicaciones, je je. Podéis escuchar todos los temas en nuestro espacio de Soundcloud, y estar al tanto de todas las novedades en nuestra página de Face, incluidos los vídeos, e imágenes, del making-off de la grabación, je je.


viernes, 14 de noviembre de 2014

VIERNES CREATIVOS - SI ME SIGUES TENTANDO


Viernes creativo: escribe una historia



¿Que este video de Petrina Hicks no os invita a escribir? ¡Imposible!

Nota: el video es exactamente igual durante sus seis minutos, casi como una foto en movimiento. No es necesario verlo entero.







Fernando nos sigue invitando a dejar nuestros textos en su entrada del Bic Naranja, en facebook, en google+, en twitter, en tu blog o donde quieras, el asunto es escribir.


Si me sigues tentando

Tierno. Tan tierno que pareciera que se perdería su magia si lo tocaras, como las alas de una mariposa; que te quedarías, dedos coloreados, de su rubor arrebatado. Hermoso. Tan hermoso, que no puede evitar alumbrar radiante, para su vergüenza. Tímido. Tan tímido que tantea cada pasito que da, una y mil veces, como con miedo a caer en alguna desconocida y fatal trampa. Tan mono, tanto, que casi da pena comérselo.



miércoles, 12 de noviembre de 2014

GOLPE DE SUERTE

Relatos desencadenados 2014-2015

Para esta semana del ReC": cambios.





Golpe de suerte

Pero ya nada sería igual y empezaba a notarlo. Por ejemplo, cuando abría la nevera los martes, los lunes no son día de mercado, y repasaba.
— Huevos: hay.
— Leche: hay.
— Verduritas, para el caldo: hay.
— Yogurts, para los críos: hay.
— Algo de pescado, que es bueno para el corazón: hay, ¡fresco!
— Unas pechuguitas para Jorge: hay solomillo.
Y así todo.
Y lo mismo con el congelador, con el armario de la ropa, con el garaje que ahora tenían, con su rinconcito por si acaso, con las escapaditas románticas, con la educación de los pequeños, con sus anhelos satisfechos, con el cajón de los ansiolíticos.


Y una intimidad pública: así se cocina un buen despojo, je je.





viernes, 7 de noviembre de 2014

DESBOCADA

Con este cuentito participo en el "III Concurso de Terror ArtGerust. Homenaje a Edgar Allan Poe" de la editorial Artgerust. A ver si a la tercera... je je.





Desbocada

Era menuda, casi insignificante, adorable. Exótica, se podría decir, en medio de tanta humanidad. Un algo de distinción. Distinción, eso es. Un algo diferente, un algo de clase. Pálida, muy pálida: querencia a los rincones, siempre en la sombra, esa cólera. 
Menuda. Enjuta sí, pero que pronto se alimentaría de la sangre de su víctima, creciendo, hinchándose. Tersa como la garrapata de un perro del infierno. Solo de pensarlo, ya abre sus fauces la cólera, ya clava ávida sus garras, azuzándola, como a una torpe montura al capricho de su amo, de nuevo desbocada.



Pincha en los enlaces si quieres leer este relato, y algún otro que tengo por ahí para este certamen, en la página del concurso. Y aquí las bases. El plazo se cierra el próximo día 18 de noviembre. 



martes, 4 de noviembre de 2014

LUCERO HASTA EL ALBA


Relatos desencadenados 2014-2015

Esta semana tocaban muñecos en el ReC", así que venga, muñecos.





Lucero hasta el alba

El muñeco fue el primero en cerrar los ojos de Nina, nadie más se atrevía a acercarse. Con sus rígidas manitas de plástico rosado presionó los párpados hasta conseguir apagar aquellos faroles. Apenas un instante. Al momento, la luz vivaracha volvía a acariciarle el lomo a los libros de los estantes. Saltaba por encima de los muebles. Jugaba al escondite con las cortinas. Se columpiaba, colgada de la lámpara. Chapoteaba en el vaso de agua de la mesilla, poniendo verdes de envidia las flores amarillas del tapizado de las paredes. Alzaba los bajos del edredón, para espanto de los monstruos, que no soportaban una mirada tan cargada de vida. 


Vale, a tenor de los comentarios:ración de autocrítica. 

No es que vayáis desencaminados, haciendo una lectura "aséptica" las interpretaciones son perfectamente plausibles (e incluso mejores que mis intenciones, je je). A veces, uno que escribe, solo ve el sentido que tiene en la cabeza, y aunque está bien que haya diferentes lecturas, creo que es importante que sea identificable la idea original. Relato fallido pues.

Permitid que intente redimirme ofreciendo una visión alternativa (1.1) de la historia.


Lucero hasta el alba (1.1)

El muñeco fue el primero en cerrar los ojos de Nina, ningún otro se atrevía a acercarse. Con sus rígidas manitas de plástico rosado, presionando los párpados hasta conseguir apagar aquellos faroles. La paz duraba un instante. Al momento, Nina, los abría de nuevo y la luz vivaracha volvía a acariciarle el lomo a los libros de los estantes, hasta erizarles los nervios. Jugaba al escondite entre cortinas y fantasmas. Chapoteaba en el vaso de agua de la mesilla, poniendo verdes de envidia las sedientas flores amarillas de las paredes. Alzaba los bajos del edredón, para espanto de los monstruos, que no soportaban una mirada tan cargada de vida.



Y para la semana que viene “Pero ya nada sería igual“. El otro día lanzábamos una propuesta para elaborar los relatos de esta próxima semana a partir de una lista de la compra. Si te animas... Puede ser divertido.




sábado, 1 de noviembre de 2014

VIERNES CREATIVOS - MÁS QUE NUEVE MIL IMÁGENES

Venga, que vuelve a ser fin de semana, y cada fin de semana empieza con un viernes.



Viernes creativo: escribe una historia


¿En qué problemas se ha enredado esta chica fotografiada por Julia Fullerton-Batten? Me han dicho que tú me lo puedes contar.

Julia Fullerton-Batten
Fernando Vicente nos invita a dejar nuestros textos en su entrada del Bic Naranja, en facebook, en google+, en twitter, en tu blog o donde quieras, el asunto es escribir.

Más que nueve mil imágenes
Resuenan tus palabras, como un eco, como grabadas en el viejo magnetofón. Se me repiten, me envuelven cálidamente, me acarician los oídos, son música para ellos, reconfortan. Me visten, me abrigan. No necesito más, solo esas palabras, las últimas: “¿Por qué, cariño? ¿Por qué? No, por favor. ¡No!”



jueves, 30 de octubre de 2014

EL IMPERIO CONTRAATACA


Este mes sí, los deberes hechos, en tiempo y forma, je je. Que agobios, por dios.

En el ENTC, para la recreación de aquellas películas setenteras que nos marcaron la infancia, ilustradas este mes por Mercedes Daza, una historia de justicia universal.




El imperio contraataca

Toda la semana igual: mientras volvíamos del colegio, la misma película. La que nos montábamos en el cuarto de hora largo de camino, hasta que las madres encargadas de la recogida, nos iban repartiendo piso por piso. Pablito siempre tenía que hacer de Luke Skywalker, con su flamante casco negro y pilotando el Halcón Milenario. Como era el único del bloque que había visto la dichosa película, nadie se atrevía a discutirle. Pero ya lo pillaríamos, ya. El sábado. Cuando bajara, sin sus padres, a comprar el pan.


Para leerlo en la pagina del ENTC puedes seguir el enlace, así como para disfrutar del resto de propuestas. Que la fuerza os acompañe.


lunes, 27 de octubre de 2014

VIERNES CREATIVOS - POR EL MONTE LAS SARDINAS


Viernes creativo: escribe una historia


Soledad, barcas, globos… ¿Qué más necesitas para escribir un cuento? Apóyate en esta foto de la francesa Cerise Doucède.

Sans titre, de Cerise Doucede
Fernando nos continua invitando a dejar nuestros textos en su entrada del Bic Naranja, en facebook, en google+, en twitter, en tu blog o donde quieras, el asunto es escribir, y a mi me ha dado por ahí...




Por el monte las sardinas

Harto estoy de esta lluvia empaquetada. Esta lluvia que no moja. Profiláctica y estéril, que ni fecunda, ni resfría. Que no huele al tocar la hierba. Que no vuele a la nube cuando el sol se alza. Que de nada sirve, pero da bien en las fotos. Ni soñar que cale hasta los huesos, como una buena idea; apenas roza y se tambalea, la mece el viento que más conviene. Lluvia que no hace charcos en los que meterse. Esta lluvia que no es lluvia, ni es nada.


martes, 21 de octubre de 2014

DE LA ESCALA DE LOS SUEÑOS

Relatos desencadenados 2014-2015

Y siguiendo la serie "topicazos del ReC", esta semana Navidades. 

Esta semana ya me nació "ni despojo" el relato, que voy yo, ufano, dando los últimos retoques durante la mañana del jueves y, antes de comer, me digo, mándalo ya, que luego te dan las dos y te cierran. Y ahí es cuando descubro (recuerdo) que el cierre es a las doce. AAAAGGGGHHH!!!!. Maldita sea, no me aclaro con los nuevos horarios y días.


Imagen tomada de la red.

Y como no es despojo, ni nada, le despojo a la frase inicial de ese "con" que tanto me molesta. ¡Ea!




De la escala de los sueños

Esperó hasta dormirse y soñó otra Navidad con sopa de nubes y desfile de caracoles magos; con la búsqueda del tesoro de hueso de pavo por las traseras de los restaurantes; con sus goletas de botella vacía bajando el río y sus abordajes piratas a cañonazos de piedra va; con las cosquillas de los vecinos al arrimarse en las noches perras; con su árbol escuálido, por arriba y por abajo.



En la final de esta semana se coló un abrumador, micro, microrrelato de Vicente F. Hurtado, compañero despojado. Y para las próximas dos semanas nos dejaron las ganadoras SOMBRAS de José Luis Rodríguez Munilla un "el muñeco fue el primero en cerrar los ojos".

Y para añadir mayor confusión, en el programa van y dicen que hay de tiempo hasta, no sé que hora, del sábado día 1 de Noviembre, para enviar nuestros relatos.


¡¡¡ POR DIOS, QUE ALGUIEN PONGA UN POCO DE ORDEN !!!




martes, 14 de octubre de 2014

LA BUENA EDUCACIÓN

Relatos desencadenados 2014-2015

Si la cuarta fue hiperedulcorada, esta ha venido cruda, tocaba hambre para la quinta del ReC. En colaboración con la campaña de Acción Contra el Hambre, la temática de los relatos esta semana debían girar en torno a esta vergonzosa lacra que arrastramos.





Aquí el despojito que pude mandar, a medio hacer, sin repasar y de cualquier manera.

La buena educación

Recluida en el pozo seco, pronto se callará. Esta nos quiso cambiar los diamantes por unas cuentas de colores; las montañas de nuestros ancestros, por un contrato de miseria; nuestro río por esa mierda de alcohol que llama “agua de fuego” ¿Con quién se cree que habla?

A ver la que envíen el mes que viene.

¿Qué pasaría si cayeras en un agujero negro?


Y aquí dos, de regalo, que no llegaron ni a despojo (se me cerró la pagina de envío en las narices, je je, a ver si aprendo de una vez).

Al hambre, ni agua

—Recluida en el pozo seco, pronto se callará —oigo desde el fondo. 

No sé en qué momento dejó de infundirles respeto mi cadavérico rostro, mi vientre preñado de las almas de sus congéneres, las costillas marcadas, los mordiscos en sus entrañas.


Ritos

—Recluida en el pozo seco, pronto se callará —mastica las palabras mientras cierra la tapa con furia —y ya no vendrá de noche a llevarse a ninguno de vosotros. 

El resto de antorchas asiente levemente; los pequeños nos estremecemos con solo el recuerdo y volvemos a sentir el mordisco en las entrañas. Tiene ese brillo en la mirada que ella llama esperanza. Me gusta tanto, que yo tampoco le recuerdo que esto ya lo habíamos probado antes.


Para la semana que viene, ya sin condiciones temáticas, volvemos a los "clásicos ReC" con el "Esperó hasta dormirse y soñó con otra Navidad" de la ganadora, Nadia Nieves, en su primera participación. Entre los finalistas se coló también nuestra despojada hecha de retales, Raquel Lozano, con un relato de los de poner la piel de gallina. Una gran final, bravo por las tres.


viernes, 10 de octubre de 2014

CUENTA 140 - EL DINOSAURIO


Hasta ahora, no había participado nunca del cuenta 140 (la propuesta literaria semanal de Juan Aparicio Belmonte, en el Cultural), pero ante la posibilidad de hacer, eso que en todas partes se dice que no se debe hacer jamás: versionar el dinosaurio de Monterroso, no he podido evitar caer, je je.

Y como en tema de dinosaurios, los que me tienen robado el corazón son los que nos presenta Susana Revuelta en su taller de Papel y Tijera del ENTC, me he apropiado de uno de ellos (sin permiso, claro) para ilustrar esta entrada.


Aquí el susodicho tuneando las siete palabras que lo han hecho historia.

Y aquí mis dos visiones:


Gerontocracia

Cuando quisimos despertar, el dinosaurio se lo había llevado todo.


Alka seltzer

¿Este quién es? ¿Qué hace en mi cama? ¿Qué hice yo anoche?


Y la semana que viene en Cuenta 140, el ébola, aunque no me creo que me anime. Sinceramente pienso que ya se escriben bastantes tonterías cada día sobre el tema, muchas de las cuales me hacen dudar, muy mucho, de la humanidad de la especie humana.