miércoles, 16 de abril de 2014

EPITAFIO DE UN BISTEC

Relatos desencadenados 2013-2014

Cada uno tiene sus cielos y aquí está el que me ha traído la semana 23 del ReC


Epitafio de un bistec



Y regresé al cielo de la boca con el nuevo empujón. La lengua me presionaba contra el paladar a fin de extraerme un poco más del ya casi inexistente jugo. Me estaba haciendo bola, la verdad sea dicha, pero entiendo que demorara el momento de acabar conmigo, al fin y al cabo, era el primer bocado que le entraba en varios días, pero lo cierto es que estaba empezando a marearme.


Me ponía mucho ese cielo, pero al final me pilló la vaca (esas semanas pre-vacaciones son mortales) y solo me dio tiempo a preparar este, que además, reconozco que he tuneado un poco antes de colgar, je je. A ver que tal con lo que nos dejen esta tarde, como cada semana a las 17:45 aproximadamente, en la ventana.



38 comentarios:

  1. A mí el cielo me inspiró ternura y a tí ternera. Sin duda, el ingenio está en tus manos, Miguel. Originalidad al poder.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Tiene mucha gracia ese masticar eterno visto desde el punto de vista del filete. Esa vuelta de tuerca tan tuya, siempre diferente.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muchos ReC, si no le buscamos un poco la vuelta...
      Abrazos amigo lagarto.

      Eliminar
  3. Como ocurrente, resulta ocurrente y extraño eso de ser "bistec".

    En cambio a mi, si algo se me hace bola es ReC; no sabría decir por qué, supongo que es cosa mía, no saber maacar o algo así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay semanas que baja mejor que otras Luisa, je je, pero como eso también depende de nosotros, pues eso, que por aderezo que no quede.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Miguel. Tendrían que quitar a los tertulianos estos aburridos de la tele y ponerte a ti a hablar de política. Al menos nos reiríamos. Bella factura la del regate que le haces a la frase; con caño incluido. Te daría la enhorabuena pero te voy a dar las gracias por sacarnos siempre la sonrisa. Suerte para el siguiente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Um, no sé, para esas cosas soy bastante más directo, que ahí los malos entendidos nos salen muy, muy caros.
      Me alegra si os hice sonreír, ese es mi premio.
      Suerte para ti también, un abrazo.

      Eliminar
  5. Qué drama el de pasar días sin comer, encontrar un fileta de ternera y que nos haga bola: no está hecho nuestro paladar para esos manjares, como diría Montoro, que piensa que vivimos por encima de nuestras posibili..., pedazo de...
    Un saludo, padrino
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para esa panda, que vivamos, ya está por encima de nuestras posibilidades, aparte de ser una costumbre de muy mal gusto, ahí afeándoles su paraíso de "gentes de bien".
      A ver si tienen suerte y los devolvemos pronto al agujero en el que estuvieron escondidos las últimas décadas, por ahorrarles este sufrimiento, digo.

      Saludos Juan Manuel.

      Eliminar
  6. Hola, Miguel.

    Jajajaja, menuda foto has colocado. Viendo ese cielo como tú lo has contado me ha parecido divertido, ocurrente y con chispa. Creo que es imprescindible reír y yo acabo de hacerlo con tu historia. Olé por ti.
    No pasa nada, lo seguimos intentando.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me costó encontrarla pero la historia la necesitaba, je je. Para mí también es importante Towanda y si lo consigo, ya soy feliz.
      Seguimos claro.
      Besazo.

      Eliminar
  7. Nunca se me hubiera ocurrido pensar que un bistec "tan salao" pudiera contarnos su desgracia. La verdad es que has conseguido hacerme reír. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enseguida vi el cielo de la boca, lo demás fue comer y cantar, je je.
      Besos.

      Eliminar
  8. Entiendo Miguel que el acto de comer no sea del gusto del filete, pero que encima el comensal también sufra...

    Me ha parecido un relato divertido y sobre todo original.

    Genial intento. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso, la vida está llena de maños tragos, je je, por eso es bueno ponerse también en el lugar del otro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Original, ocurrente, divertido y bien presentado. ¡Estupendo micro! No sé qué pensarán los del REC pero yo creo que merecía un puestito tan sólo por hacernoslo pasar taaan bien.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la idea está bien, pero le faltaba trabajo. Las prisas, las prisas. Me alegra si te hice pasar un buen rato.
      Abrazos.

      Eliminar
  10. Cuántos bistec se me han hecho bola ahí masticando y masticando. Pero después de leerte no sé, me va a dar pena hasta comer carne.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je, no hombre no, seguro que el bistec tiene bien asumido su destino, je je.
      Saludos Lorenzo.

      Eliminar
  11. Jajajajaj vaya foto, parece que va a explotarle el carrillo.... ahí dentro no hay un bocado, tiene un costillar entero.
    Pero qué hago yo hablando de carne si no como....;-)
    Abrazo y sí, original sí que ha sido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, no me hagas decirte lo que había ahí dentro, je je, no todas las maneras de llenar la boca son agradables, tampoco si no se trata de carne.

      Abrazos Rosy.

      Eliminar
  12. Muy ingenioso, Miguel. Nos has descubierto otro cielo y otro regreso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Jaja, que simpático y original tu micro Miguel y además te has ido por los cerros de Úbeda y eso me gusta. Hasta ahora todos nos hemos subido al cielo (Celestial) y tu cielo me ha parecido la más de simpático y hasta ahora , único. Felicidades y suerte para la próxima.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de pasear por los cerros ya me gusta Nani, je je, siempre que puedo.

      Un besazo enorme.

      Eliminar
  14. A muchos se les resiste ese primer bocado que no quiere regresar al cielo de sus bocas. Jocosa manera de denunciar una realidad. Buen relato para la frase, la cual utiliza de una manera muy original, me ha gustado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beto, hay que aprovechar cada oportunidad para recordar.
      Saludos.

      Eliminar
  15. Hay manjares que para algunos son difíciles de tragar, y si para colmo llevas días sin llevarte nada la cielo de la boca pues la cosa es seria.
    Hola Miguel, gracias por hacerte seguidora de mi blog, acabo de descubrirte entre ellos, me alegra que pases algún ratito leyendo lo que por allí yo escribo y si te apetece dejar alguna huella de tu paso mejor que mejor.
    Un saludo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer tenerte por aquí Puri, espero que a ti no se te haga bola, je je. Nos vamos leyendo, seguro, y comentando, claro.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. Me estoy imaginando el paso de procesión de la Santa Chuleta del Hijo Deprimido y no puedo más que desearte feliz descanso.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je, no es mala procesión para un viernes santo, je je.

      Igualmente Nel, saludos.

      Eliminar
  17. Ja,ja, pero osito, ¿que estamos en épocas de no catar eso!. Me ha gustado mucho tu empatía con el bolo cárnico.Pues nada, que suerte en la siguiente. Besosos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los osos tenemos bula de esas cosas Salamandra, je je.
      Suerte para ti también.
      Besos.

      Eliminar
  18. Me parece la típica escusa de un niño que no quiere comer más, que se llena la boca con todo lo que puede y le dice a su madre que se le ha hecho bola.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Ja ja ja, muy bueno. Parece la voz de la experiencia, je je.
    Salidos Henry.

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, da un pasito más. Venga ¿Qué te cuesta?