miércoles, 2 de abril de 2014

ADORABLE

Relatos desencadenados 2013-2014

Mi despojo para la semana 21 de esta edición del ReC, una viejecita adorable.


Si quieres jugar con la abuela, sigue el enlace...


Adorable

Luego cruzó el pasillo, bajó al sótano y mató al prisionero. Colgado del gancho, con la presteza de un experimentado matarife, le extrajo el pellejo. Clavado el cuchillo, abrió el fardo dejando caer las tripas al balde donde seguía chorreando la sangre. 
—Ya lo trocearé más tarde —Decide mirando el reloj. Deja bien limpia la carcasa de vísceras y recoge lo mínimo. En dos minutos estarán las galletas del horno.



Esta tarde en la Ventana, la nueva frase de inicio, y vuelta a empezar, je je.




32 comentarios:

  1. Creo que lo único que no me gusta es ese "Clavado el cuchillo" que cambiaría por "Después de clavar el cuchillo" pero me gusta esa viejita cocinera con prisionero en el sótano. Me recuerda a la película "Arsénico por compasión".
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anita, es un poco apretado, lo sé, pero me gustaba la repetición de estructura que establecía con el "colgado del gancho".

      Un besazo

      Eliminar
  2. Hola Miguel, vaya abuela nos has traído esta semana, para qué usará su pellejo para hacerle un abrigo a su nietecito y preocupada por las galletas. Buena sorpresa nos has traído con esa verduga tan diferente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A saber, si fuéramos de cara a otoño una rebequita, seguro, je je.

      Saludos Lorenzo.

      Eliminar
  3. Pues no veas con la abuela. Cualquiera le dice que no se come las lentejas. Te ha quedado muy Tanrantiniano. Yo creo que si lo ve se anima para la segunda de Pulp Fiction ;). Me acabo de enterar que tenemos a Juancho en el lío. A ver si tiene suerte. Mucha suerte para la semana que viene :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudas las abuelas, si alguien puede conseguir que te lo comas todo... je je.

      Ahí, empujando un poquito a Juancho desde este lado también, conectados justo ahora.

      Suerte para ti también, abrazos.

      Eliminar
  4. De acuerdo con José Antonio, tarantino te invitaría a unas cañas si leyera esto jeje. Muy bueno Miguel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. pero a quién tenía en el sótano? A mi me ha ganado con las galletas, y lo del sótano, me pareció que era la matanza, la de verdad, la de morcillitas y chorizos de cerdito ibérico.
    A ver que nos toca la semana que viene, si es el de Juancho será mejor que mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A saber, je je, no se si estaba destazando un marrano pero casi seguro que la técnica la aprendió con uno de esos, je je.
      Tenemos Juancho Asun, ue!
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Miguel, ¿no será que esta adorable señora es de campo y mata sus pollos, los despelleja y los prepara para el almuerzo del día siguiente, mientras cocina unas deliciosas galletas? Ayyy Miguelito que me da que esta vez vas con segundas, jejeje.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya puede ser, yo que sé, si al final las abuelas me hacen lo que les viene en gana, que para eso son, o no.

      Un besazo Nani.

      Eliminar
  7. Terrorífico el micro.
    Como bien dices, adorable la viejita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un encanto, ahí con sus galletitas, je je.
    Abrazos Rosy.

    ResponderEliminar
  9. No nos dejas claro a quien mata la adorable abuelita, seguramente no será tan peligrosa como parece y hace unas galletas riquísimas jajja!!
    Me ha gustado mucho Miguel!!
    Suerte la próxima!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente, pero no te fíes, que hace pinta de no tener problemas en hacer "lo que sea necesario", que eso es muy de abuelas, je je.

      Suerte para ti también, abrazos.

      Eliminar
  10. No sé, me parece que ha matado a una gallina. Esa incógnita que deja es lo que hace que me guste.
    Suerte con el próximo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me deja una cierta intranquilidad lo del "prisionero", pero vamos que ¿Quién puede esperar nada malo de una persona tan adorable? Je je.
      Saludos Beto.

      Eliminar
  11. Me has recordado a mi abuelo cuando despellejaba a los conejos. Solo espero que mi abuela no hiciera las galletas esas tan rica que nos ponía en el desayuno.
    Un saludo y suerte con el siguiente turno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que estaban bien buenas Henry, je je.
      Suerte para ti también.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Las galletas son las galletas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Las viejitas adorables son peligrosas y las no adorables también, pequeñas diferencias en el grado de peligro, pero hay que andar con pies de plomo.¿Por qué lo sé? Ummmmmm, ¡ay la experiencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que el diablo por viejo, que también por diablo, pero por viejo. Je je.

      Besos Mamen

      Eliminar
  14. Vaya con la abuelita, oiga. Tenía que estar fuerte la condenada para colgar del gancho al pobre prisionero ( a no ser que fuera algun animalillo, pero puestos a dramatizar mejor nos imaginamos alguna otra posibilidad no?). Eso sí, siempre al tanto de que en su mesa no falte ni un detalle de Abuelita Cebolleta, esas galletas en el horno.
    Curioso e imaginativo como siempre.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  15. Más vale maña que fuerza, Filias, eso también es muy de abuelas, je je.
    ;-P
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Menuda maña se da la abuela, yo dudaría de esas galletas je je.
    Vamos a por él turno je je.
    Muchos besos, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mujer, si aún no había matado a lo que fuera que está en el sótano cuando las metió en el horno, claro que al de la semana pasada... No sé, no sé, je je.
      Besos Yolanda.

      Eliminar
  17. Uy! Miguel...no me extraña nada que el mío te guste, porque comparte con el tuyo ...mmmm...cierto canibalismo....que no sé yo qué decirte. :)

    Ahora en serio: ¿viste la imagen primero, o escribiste esto y la viste después?.... jó es que "adorable" desde luego que no tiene nada y, por cierto, recuerdo las galletitas de mis abuelas con mucho, mucho cariño.

    Un besote amigo y una preciación tontorrona, pero que algunos jurados las tienen en cuentan. El "Decide" es con minúscula.... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues voy listo que el que he mandado esta semana es casi todo diálogado, je je. Me lío muchísimo con la normativa de los guiones de dialogo, uf, y no será que alguno no lo ha intentado, pero no hay manera. Lo puse en mayúscula porque en algún sitio leí que debía ser así si la palabra no era un verbo relacionado con "hablar": dijo, susurró,... y cosas así, pero seguramente tienes razón.

      Je je, no sé, desde el principio pensé que de alguna manera debía interponer una imagen contradictoria a la dureza del asesinato forzado de inicio para darle un cierto equilibrio.

      Besos Laura.

      Eliminar
  18. Padrino, me has pillado desayunando, y ni las galletas me han devuelto las ganas de seguir con la tostada de pâté... Es cierto que a todos nos gustan las salchichas, pero nadie quiere saber cómo se hacen.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je, ahí está el salto generacional compañero, eso nuestros abuelos lo tenían claro, je je.

      Saludos Juan Manuel

      Eliminar

Ya que has llegado hasta aquí, da un pasito más. Venga ¿Qué te cuesta?