miércoles, 5 de marzo de 2014

HURAÑA

Relatos desencadenados 2013-2014

Dos semanas recibiendo visitantes inesperados para el ReC tenían que dejar secuelas, aquí la mía.


forwalpaper.com


Huraña

Tanto visitante inesperado; añoradas sus bullas y sus risas; bienvenidas sus inopinadas horas, su trajinar de sillas y sus donde cenan dos. Las tardes: jardín y ventanas abiertas, cuentas de hasta veinte contra la pared y escondite en cada rincón. Las noches: humo para la chimenea y complicidades y naipes y vino. 
Sólo un rastro ya en el polvo, excitado apenas por el rayo muerto que se cuela miserable por la rendija miserable; las huellas de un gato que se filtra, y es atrapado, persiguiendo al ratón atrapado. Alrededor un foso de soledad; dentro crujidos y espanto.
Las casas vacías se vuelven rencorosas.





Ahora a esperar la visita, esta tarde en la ventana, de los tres finalistas semanales a ver que nuevas nos traen.


36 comentarios:

  1. Si te lo digo en pareado sería algo así como : Miguel, Miguel, que cada semana nos subes el nivel.
    Me parece un relato estupendo y bien traído. Me gusta mucho las palabras que has utilizado y los adjetivos. Son expresiones poco corrientes pero muy bien tiradas. En resumen, un relato muy bueno, merecedor de más, sin duda. Mucha suerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le di muchas vueltas buscando darle un aire de casa vieja, no sé si conseguí que encajaran en el tono sin quedar demasiado rebuscadas, pero a mi me gusta, je je.

      Suerte para ti también Juan Antonio, tu segunda propuesta sí que merecía más para mi gusto, te escucho pronto.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Ayyy MIguel esa casas viejas que cualquier crujido te pone los pelos de punta y para colmo no le ha faltado ni ratón, ni gato, miauuuuuuuuuuuuuuu que sustito! Estás que te sales ya te lo he dicho, cualquier semana te escuchamos envivo y en directo. Suerte par ala próxima.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como escarpias, je je. Gracias Nani, suerte para ti también.

      Un besazo enorme.

      Eliminar
  3. Miguel, me ha gustado mucho. En mi opinión has encontrado el tono que querías, un tono impersonal y oscuro que nos traslada a otra época y a otro estado de ánimo.
    Para mí, muy bueno.
    Suerte la próxima!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó leer eso Pulga, gracias. Suerte para ti también.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Jo que miedo...das. Dentro de poco ya no podré llamarte osito, sino Donoso. Las casas guardan taaaaaaantos secretos que han visto sus paredes...Bueno, señor Jiménez (me voy entrenando) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nah! Donoso se me hace un poco raro, lo primero mola más, je je.Por eso las paredes se cubre de cuadros, posters, fotos, cortinas, je je, por eso.

      Besos bella Salamandra.

      Eliminar
  5. Qué miedo con ese final... se vuelven rencorosas. Digno de guión cinematográfico. Rompiendo moldes semana a semana. Suerte para la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaba esa idea, la tenía antes de la frase de inicio incluso, y cuando empece a escribir, todo me iba llevando hacia ahí.

      Igualmente Lorenzo, un abrazo.

      Eliminar
  6. Intriga, imágenes potentes, te quedó un micro chulo.
    :-)

    ResponderEliminar
  7. Aunque parezca contradictorio, las casas vacias siempre albergan algun misterio que nace del rencor de ser habitada por los fantasmas de los recuerdos. Buen relato.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como que se resisten, les cuesta cambiar, por mucho que no les guste permanecer vacías.

      Saludos Beto.

      Eliminar
  8. Hola, Miguel.

    Da miedo pensar en algo así, pero ¿y si fuera verdad?
    A mí me ha encantado y me ha recordado esas pelis antiguas de terror. Hay muchas imágenes que consigues que imaginemos.
    Por tanto te felicito porque es una buena historia y muy bien contada.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Towanda, si te llegó así me quedo muy contento.

      Un besazo enorme.

      Eliminar
  9. Doy fé de que es verdad. Las casas vacías se vuelven tristes, apáticas y parecen guardarse una venganza. Siempre que llegas te reciben con frialdad y al cabo de un par de días aparecen las averías que ya no te dejan dormir. Me encantó. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen su corazoncito ahí, entre cañerías y escaleras y puertas cerradas.
      Gracias mamen. Besos.

      Eliminar
  10. Falta el cartel a la puerta "Motel Bates".
    Buen Micro Miguel. ¿Tú estás seguro de que pones bien tu número de tlfn en los datos personales?
    Besotes varios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je, mira me has dado la banda sonora je je, ahora la pongo. No será tan amable como tus temitas del día, pero.

      ¿Teléfono? ¿Qué teléfono?...

      Un beso en la piel.

      Eliminar
  11. ME ha gustado mucho el estilo que le has dado al micro.
    Intentemoslo para la semana que viene.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Henry, hay semanas mas oscuras que otras, je je.

      Saludos.

      Eliminar
  12. ¡buaa... buaaa... buaaaa...!

    Bueno, te decía que me gustaban las imágenes que nos ibas contando, que no me esperaba ese final, que me había gustado mucho...
    Y que... qué penita porque me había quedado de lo más chulo...y que segundos comentarios nunca fueron buenos... ¡Snif!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Rosy, que pena, mira que a mi me pasa bastante a menudo también, y siempre en comentarios largos y muy currados, snif.

      Ey, pero para mi es como que es el primero así que. Je je.
      Me alegro que te gustara como para repetirlo. Gracias.

      Abrazos.

      Eliminar
  13. Im-pre-sio-nan-te Miguel... estas casas rencorosas arañan mi serenidad con sus silencios, y si después de leerte a tí, este precioso texto, me voy y veo el vídeo con el que has "adornado" la entrada de esta semana.....ay!!!!, que creo que no voy a pegar ojo....que yo soy de las que cuando escribe una minihistoria de terror ¡pasa miedo!

    Me ha gustado mucho y creo que está muy trabajdo, Miguel
    Espero que abones el terreno de los silencios con tus buenas letras. :)
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je. Buh!

      Gracias Laura, le di muchas vueltas sí a este. Seguimos probando, a ver que tal nos va con esos ojos.

      Un besazo.

      Eliminar
  14. Muy buena historia Miguel, esa casa vacia y misteriosa se prestaba a ello y las palabras muy bien escogidas han cumplido su función.

    Coincido con Juan Antonio, creo que el relato merecía mas, pero por buscar alguna excusa para el jurado, puede que algunas repeticiones que se ven en el relato (y, miserable, atrapado) hayan comprometido su eleccion.

    En cualquier caso buen intento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso.

      Las reiteraciones eran intencionadas, claro, aunque tal vez no tienen el efecto que yo esperaba, es posible sí.

      Saludos.

      Eliminar
  15. Qué interesante tu micro, Miguel. Me ha encantado la imagen que sugieres con las palabras, y ese recordar nostálgico y rencoroso de la casa.
    Suerte para la próxima.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Filias, la verdad es que me gustó mucho como quedó este, para la semana que viene más que suerte necesitaría un milagro, je je, que ha mandado una castaña que mo creo que sea digna ni de ser publicada aquí. Hay semanas y semanas. Que le vamos a hacer, suerte para ti.
      Abrazos.

      Eliminar
  16. Miguel talentosos te veo, me gusta este encuentro con una casa humanizada que ha pasado vidas una tras otra y ha quedado así desvencijada, casi para el terror.
    Abrazos, te leo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah, no creas, bueno, este me gustó como quedo, pero desde entonces llevo unas semanas que no.

      Veo que te has pegado un buen paseo por mis últimas publicaciones Montesinos. Agradecido por la lectura y los comentarios.

      Abrazos, nos seguimos leyendo.

      Eliminar

Ya que has llegado hasta aquí, da un pasito más. Venga ¿Qué te cuesta?