viernes, 10 de enero de 2014

ESTADOS CARENCIALES


En mis estados carenciales normalmente prefiero mostrar que posicionarme, pero en este caso no he podido resistirme.


ESTADOS CARENCIALES

Pequeñas reacciones cotidianas que nos definen




Iros haciendo el ajuar, aquí lo tenéis fácil.
Aún tuve tiempo en mis tiempos mozos de conocer las "prácticas en empresa no remuneradas" so pretexto de la formación y la "inserción en el mercado laboral", a lo que siempre me negué, pues por mucho que estés aprendiendo, poco o mucho, alguna producción acabas haciendo de lo cual la empresa también se beneficia, y por tanto, entiendo que se ha retribuir en proporción. 

Lo que considero que también forma parte de una formación necesaria, aún más importante que la otra, la formación en la dignidad de las relaciones humanas (en este caso laborales). 

Bueno, pues eso que me sonaba tan lejano, ya en los primeros años de esto que llaman "crisis", ya había vuelto en mi sector (y es que es bien cierto que en la construcción si que hay una "crisis", otra cosa son los motivos, las consecuencias y quienes se han -se están todavía- beneficiado de todo esto), y no eran pocas las noticias que me llegaban de compañeros que se ofrecían a trabajar sin cobrar, en algún despacho de arquitectura con tal de hacer algo, y no descolgarse del "mercado", con la esperanza de tiempos mejores. Veníamos de unos tiempos extraños y cundió el pánico.

Ahora la plaga ya está extendida pero, pagar por trabajar, inocentemente, creí que era una distopía imposible.

Os dejo enlace al blog de Carme Chaparro con la noticia completa, imprescindible.







19 comentarios:

  1. Hoy Miguel, no me van a llegar las espinacas al estómasgo. Sé por desgracia un poquito de todo esto, lo viví en mis propias carnes en mis primeros trabajos y la lucha que hemos tenido y es lo más triste, me consta que no ha servido para nada, ¡que impotencia leche!!
    TGe dejo besicos muchos, pero con cierto cabreo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero para nada, ya nos han estado esperando todo este tiempo, agazapados en los fondos de sus más oscuras cavernas, a sabiendas de que tarde o temprano nos las devolverían; y el momento es ahora.

      Besicos Nani, cabreados y todo son besos.

      Eliminar
  2. En la fisioterapia pasa lo mismo.. Yo me pegué un verano entero trabajando gratis para un médico esperando q en septiembre me contratara y llegado el momento lo q recibi fue una bonita patada en el culo y él pilló a otro en "practicas"...todo muy correcto...
    Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así será mientras a nosotros nos obliguen leyes hechas a su medida mientras a ellos solo les comprometa su buena voluntad y conveniencia.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo compañero. No quiero decir que no comparta tu vehemente opinión, bien al contrario, no puedo estar más de acuerdo, pero en este blog no me gustan este tipo de expresiones. Vayan dirigidas a quien sea. No porque piense que sus respectivas madres sean unas santas y todo eso. Creo firmemente que este tipo de personas nace y se hace, y el primer sitio donde se hacen es en casa. Pero esto no deja de ser un espacio enfocado principalmente a la escritura creativa y creo que se puede decir lo mismo, o peor, de forma más elegante. Si estuvieras dispuesto a reformular tus comentarios de otra forma estaré encantado de tenerlos aquí. Si ademas quieres respaldar tus palabras con tu firma, perfecto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa Miguel, porque acabo de colgar otro epíteto yo para los políticos. Pero se lo merecen la mayor parte de ellos, no me voy a retractar. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hotia Pablo.
      Disculpame a mi, creo que borré tu comentario sin darme cuenta y ahora no puedo recuperarlo, lo siento, lo siento, con lo largo que era, lo siento.

      Eliminar
  7. Voy a poner un anuncio yo de alguien experto que me sustituya en el trabajo, que haga horas extras también. Yo a cambio le dejaré cuidar de mi huerto. A cambio le daré cobijo en la caseta del jardín, que tendrá que arreglar. Y a lo mejor le doy dinero para que me vaya a hacer la compra. Yo me comprometo también a dejarle los domingos libres para que se gane un dinerillo en la puerta de la iglesia :D

    ¡¡¡A dónde estamos llegando!!! o mejor dicho, ¡¡¡A dónde estamos retrocediendo!!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Se busca escritor para ganar el Planeta en mi nombre. Solo tendrá que escribir una obra maestra. De firmarla y cobrar el premio se encarga el anunciante. Oferta gratuita solo en enero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je, en febrero la oferta es más apetecible: se le cobrará al escritor un sueldo de ministro (dietas incluidas) y se le golpeará con un palo en los dedos cada cinco minutos. Ea.

      Eliminar
  9. Me quedo con el título del anuncio "Se precisa manitas". Manitas para parar este desaguisado, este retroceso en derechos, esta locura a la que nos han abocado quienes ven sus manitas ahora llenas a costa del "pringao" que somos una inmensa mayoría. Se precisan manitas, sí. Pero para salir a la calle y echárselas al cuello a toda esta corruptela que nos ha dejado así, con una mano delante y otra detrás.
    Salud y República, compañero. Y besos, que no nos falten los besos, que de momento son gratis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manitas para arreglarnos entre nosotros este desaguisado, porque en las manitas de los que estamos vamos más camino de la Reprivada que de la República.

      Besos Raquel, aunque nos quisieran cobrar por ellos.

      Eliminar
  10. Y eso que parece una excepción..., pues no, padrino, hay quien paga por un empleo. Vale más el carné de un partido que una licenciatura. Menudos "manitas" son los que permiten esto.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La propia desesperación de las personas se ha convertido en "el negocio": trabajos sin cobrar aduciendo abusivos periodos de prueba; ofertas de trabajo previo proceso de formación, que consiste en trabajar, pagando, dos meses; plataformas que ofrecen servicios, pagando, de búsqueda de trabajos inexistentes;...

      Saludos Juan Manuel.

      Eliminar

Ya que has llegado hasta aquí, da un pasito más. Venga ¿Qué te cuesta?